Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Tipos de Rios (Aguas blancas, Negras y Claras)
#1
 



Hoy toca el turno de hablar un poco de los ríos y el tipo de agua que los clasifica, con esto me refiero a los ríos de aguas blancas, aguas negras y a los ríos de aguas claras.



En el acuarismo cuando nos enfocamos en algún acuario del tipo Biotopo se vuelve muy importante conocer estas diferencias entre ellos, ya que dependiendo de la especie o especies que deseemos mantener en nuestro tanque,  será el tipo de agua que por ende deberíamos de tratar de imitar, así de sencillo.



Esta información la estoy encaminando a los hábitats de América del Sur, pero esta cuestión de los ríos y el tipo de agua que los clasifica, aplica para otros países y ecosistemas, pero yo solo manejare un artículo general para todo esto.



Una clasificación importante de los ríos tropicales se fundamenta en el color de las aguas fluviales. La coloración indica el tipo de sedimentos y el contenido de nutrientes en los ríos y éstos dependen a su vez de la región en donde se hallan este tipo de fuentes, ya sea por las  condiciones geológicas y geomorfológicas de la cuenca de origen.



La clasificación distingue entre aguas blancas, negras y claras. Es Alejandro von Humboldt quien da a conocer al público interesado la diferencia entre estos tipos fluviales, todo esto  al regresar de su exitosa expedición en Venezuela allá por el año 1800.


Aguas Negras

Los ríos de aguas negras están usualmente asociados a cuencas con suelos extremadamente arenosos, siendo el más grande el del río Negro. Cuando me refiero a las aguas negras hago mención a esa agua de color como de , algo así como el color del Whiskie, lo que pasa es que en México, el nombre de aguas negras es el mote que se le da a las aguas residuales, el agua que corre por las ciudades en el drenaje, agua de caño pues, nada que ver.



Los ríos de aguas negras no solo la encontramos en  la cuenca amazónica, aunque la mayoría se encuentra en ella, en el sudeste asiático también encontramos este tipo de agua y en algunos otros países por igual.

Considerando sus niveles de descarga anual, el bien llamado río Negro es el sexto más grande del mundo, es el segundo tributario más grande del mundo  y además, es el río de aguas negras más grande del mundo.



La región de ríos de aguas negras de la cuenca amazónica se extiende hacia el este y el oeste de río Negro abarcando muchos pequeños tributarios cuyas cabeceras se ubican en las tierras bajas dominadas por suelos arenosos. La mayoría de los ríos de aguas negras tienen sus cabeceras en el Macizo Guayanés y discurren hacia el Orinoco o el Amazonas.



Los pequeños ríos y arroyos de bosques lluviosos de aguas negras se distribuyen en todos los países amazónicos (Bolivia, Venezuela, Chile, Colombia etc., etc.) no obstante,  Brasil podría reclamar para sí solo, toda  la denominación de  los ríos de aguas negras del mundo.



El agua negra es, análogamente, como un o infusión oscura en el que el agua se tiñe del color de las hojas que lo componen. En el caso de los ríos o arroyos, el color se origina por la presencia de materia orgánica de plantas que no están  completamente descompuestas, así como de raíces, troncos y varios elementos botánicos que el agua encuentra a su paso.



En realidad este tipo de agua es de color marrón o negruzco  y es gracias a la saturación de ácidos húmicos procedentes de turberas altas, y que se forman en la región de las fuentes fluviales en los macizos antiguos, que hace que  esta agua posea este color tan característico.



Estas aguas son "nítidas, transparentes", aunque a primera vista podría parecer que no es así. En ellas casi no se desarrolla vida vegetal ni animal a causa del elevado grado de acidez húmica, los moscos tan populares en la amazonia casi no se dan en este tipo de agua, obvio comparandolo con otro tipo de aguas.



Esta agua suele acarrear una menor riqueza (menos diversidad y menos productividad) en los ecosistemas cercanos. Generalmente ocurren en zonas donde esos suelos han sido sometidos a una erosión intensiva durante largos períodos de tiempo y apenas quedan nutrientes en ellos. El desarrollo de la flora y fauna fluvial se ve restringida por la falta casi absoluta de nutrientes y el elevado grado de acidez húmica en estas aguas, son aguas muy pobres en nutrientes, pero muy ricas en elementos orgánicos.



Estas corrientes de agua  suelen nacer en regiones fangosas con subsuelos cristalinos, en estos suelos la producción de sedimentos está compuesta de partículas gruesas de cuarzo y cisco, esto determina las superficies aparentemente negras. Las altas concentraciones de componentes orgánicos en los ríos de aguas negras los hace altamente ácidos, usualmente con valores de pH que van de 3.8 a 5.4.


Aguas Blancas

Cuando un río acarrea  grandes cantidades de sedimentos arcillosos y el agua se ve de color  turbio, limo o lama, similar al  café con leche se le conoce y se le cataloga como rio de aguas blancas. En pocas palabras es esa agua, muy turbia y que se ve como “Sucia” algo así  como cuando arrancamos nuestro acuario y el agua está muy  revuelta con el sustrato y hay  poca visibilidad, es solo un ejemplo sencillo. En nuestro país en muchos lagos y lagunas el agua se ve de esta forma, bastante turbia y con ese color como café con leche.



El nacimiento de esta agua proviene de sus ríos fuentes y tributarios en los Andes u otras regiones con elevada erosión del suelo y transportan este material a lo largo de todo el río y es trasladado aguas abajo,  hasta el mar hacia el Océano Atlántico.  El material acarreado se deposita en los lugares en donde se reduce el tamaño de los declives formando diques ribereños y en el caso de que el río fluya en meandros (curvas descritas por el curso de un río) a estos se les conoce como “humedales”



Localmente, estos ríos son frecuentemente conocidos como ríos de aguas blancas, aunque el término no debe confundirse con la traducción literal de la palabra en inglés Whitewater, que también puede hacer referencia a los rápidos de un río. Estos tributarios incluyen los ríos Madeira, Ucayali, Marañón, Putumayo-Içá, y Caquetá-Japurá.



También existen varios tributarios cuyas cabeceras no están en los Andes pero que son considerados ríos de aguas blancas dada su alta carga de sedimentos, tales como el Purús y el Juruá. Los ríos de aguas blancas tienen un contenido de nutrientes más alto que los ríos de aguas negras y aguas claras.



El pH del agua en estos ríos turbios es frecuentemente más cercano o por encima de niveles neutros (7.0). A elevaciones mayores a los 2,000 msnm, en los Andes, el pH de las aguas del río puede estar por encima de 8.0. Los ríos de aguas blancas son corrientes turbias en donde abundan los minerales.



La fauna y la flora que habita esos ríos es variada pues reinan buenas condicionales vitales, estos ríos de aguas blancas ofrecen a muchos seres vivientes acuáticos y terrestres posibilidades de existencia gracias a los sedimentos sumamente nutritivos. Estos sedimentos abonan las vegas en Brasil (Plantas Perenes)  llamadas várzeas cuando sobrevienen las inundaciones y contribuyen al aprovechamiento intensivo de los suelos jóvenes y fértiles entre desbordamiento y desbordamiento.


Aguas Claras

No todos los ríos provenientes de manantiales cristalinos en las montañas absorben los ácidos húmicos convirtiéndose  en ríos de aguas negras o Blancas. A muchos de ellos les falta por un lado el color turbio, ese color  café con leche  característico de los ríos de aguas blancas y por el otro, la coloración marrón negruzca de las corrientes de aguas negras, muy al contrario, en este tipo de ríos las aguas son completamente claras y nítidas.



El rio San Francisco en Brasil y sus afluentes son los ríos más famosos de aguas claras que existen. Estos ríos se asemejan en ciertas condiciones a los ríos de  aguas negras porque contienen muy pocos nutrientes, pero el agua es muy clara.



Por cuestiones de simplicidad, los ríos de aguas claras de la cuenca amazónica pueden ser divididos en tres grandes grupos:

1.-Los grandes tributarios de los macizos brasileño y guayanés, que drenan superficies antiguas y altamente erosionadas.

2.- Las cabeceras de agua de los Andes que se encuentran por encima de los 400 metros sobre el nivel del mar, y cuyas aguas fluyen claras al menos durante parte del año.

3.- Los arroyos y pequeños ríos de aguas claras que se originan en las tierras bajas, aproximadamente por debajo de los 300 metros sobre el nivel del mar.



Comparados con los ríos de aguas blancas, todos los ríos y arroyos de aguas claras de la cuenca amazónica tienen cargas mínimas de sedimentos suspendidos.  Las características químicas de los arroyos de aguas claras es en general muy similar a la del agua de lluvia: baja concentración de los principales nutrientes y predominancia relativa de sodio en el agua.



En comparación, los ríos de aguas blancas contienen una alta concentración de nutrientes y el elemento químico predominante en el agua es el calcio. Un hecho interesante es que los arroyos del bosque lluvioso tienen frecuentemente valores menores de sodio que el agua de lluvia, lo que es un indicador de lo eficiente que puede llegar a ser el bosque lluvioso en la remoción de nutrientes.



La mayoría de los ríos y arroyos de aguas claras en la cuenca central y oriental del Amazonas son ligeramente ácidos, con valores de pH que van de 6.0 a 6.8, aunque éstos pueden llegar a ser más altos en los tributarios occidentales de los Andes o cerca de ellos.

Hasta aquí terminamos con esta información, nos faltaría un tipo de Rio con una  agua mas  especial, los llamados ríos Carsticos, pero de esto  hablaremos en otra entrada mas a detalle.

Saludos

 

Enlaces Originales.

http://www.lateinamerika-studien.at/cont...-1178.html

https://es.wikipedia.org/wiki/R%C3%ADo_de_aguas_negras
Citar





Usuarios navegando en este tema:
1 invitado(s)


Forum software by © MyBB Theme © iAndrew 2016